calorías quemas montando en bicicleta eléctrica, ejercicio bicicleta eléctrica, calorías bicicleta eléctrica
14 Feb

¿Haces ejercicio montando en bicicleta eléctrica? ¿Cuantas calorías quemas montando en bicicleta eléctrica?

Todavía hay mucha gente que comenta que quiere una bicicleta eléctrica para no hacer esfuerzo, para ir a trabajar o a su casa sin gastar energía. Esta creencia de que montando en bicicleta eléctrica no se hace ejercicio ni se quema energía es un gran error. Alguien que utilice la bicicleta eléctrica sabe que no es así. Cuando montas en bicicleta eléctrica es cierto que el motor desarrolla un gran trabajo, pero no es menos cierto que las piernas también lo hacen.

Hoy vemos con datos a través de un gráfico qué diferencia de esfuerzo hay realizando un mismo recorrido en bicicleta eléctrica y bicicleta convencional.

El mismo ciclista, una bicicleta eléctrica y una convencional

Hemos elegido un mismo ciclista, un ciclista de 55 años, que monta regularmente en bicicleta. El recorrido a realizar es de una hora con varias subidas. Lo que hace nuestro ciclista cuando va en bicicleta eléctrica es pedir asistencia al motor cuando sobrepasa las 125 ppm, y utilizar la bicicleta como si fuera convencional durante el resto del trayecto. Lógicamente, va a ser en las subidas donde va a necesitar asistencia. Con la bicicleta convencional, no va a tener esa asistencia del motor. Serán solo sus piernas y su corazón quienes se esfuercen.

El gráfico que viene a continuación muestra los datos obtenidos por nuestro ciclista.

Los resultados: quemamos muchas más calorías de las que se piensan

El resultado, es que, con la bicicleta eléctrica, el ejercicio se hace siempre en una zona de “seguridad cardiovascular”; sin embargo, con la bicicleta convencional, en las subidas sobrepasamos la zona máxima al menos en tres ocasiones y durante varios minutos.

¿Qué número de calorías quemas montando en bicicleta eléctrica? El resultado de esa hora de ejercicio fue que con la bicicleta convencional las calorías consumidas fueron de 552 kcal; con la eléctrica de 444 kcal. Solo un 20% menos, pero con un ejercicio mucho menos agresivo para el organismo. Está claro que la bicicleta eléctrica nos permite gracias al motor regular el ritmo deseado para nuestro corazón. Esto hace que el ejercicio sea realmente cardiosaludable y muy indicado para aquellas personas que deban controlar su ritmo cardíaco o no dispongan del tiempo necesario para entrenar con asiduidad.

 

También puedes encontrarnos en FacebookTwitter, Instagram, Pinterest y LinkedIn

Deja un comentario

cinco × 2 =